¿Por qué van los hombres a los centros de estética?

IMG_3013

Me ha costado lo mío. No ha sido fácil dar el paso y contarlo, pero lo he conseguido. Ahora sé a qué van los hombres a los centros de estética. Y por qué. Lo que me extraña es que no vayan más. Se ve que no lo han descubierto. O cuestión de prejuicios sociales, imagino. Menudo ‘guá’ se tienen buscado las mujeres. Mucho mejor que el tradicional rito de echar la tarde en la pelu entre el revisteo y la cháchara mientras sube el tinte. Esto es otra dimensión.

IMG_3018

En términos generales, los hombres van (vamos) a depilarse y a lo contrario, a  tratarse la caída del cabello); a recibir tratamientos faciales con vistas a cualquier evento social o de cara a la nueva estación; y también, a disfrutar de bonos regalos y a mejorar la figura. Sí, así como lo leen. A deshacerse de la barriguilla cervecera incipiente o de ese  flotador que tanto amor  coge cada invierno a nuestra cintura.

En definitiva, salvo la alopecia, vamos más o menos a lo mismo que las féminas  aunque, presumo, a ella les preocupa más la arrugita, cadera y poder lucir el muslamen definido y sin vello. Ellas son en este país el 80% del negocio. El resto se lo reparten, dicen las estadísticas de la web, un 15% los varones y un 5% de adolescentes. De uno y otro sexo, supongo.

IMG_2981

Lo que nos estamos perdiendo. Relajantes y balsámicos ratos para el cuerpo, olvidados del mundanal ruido,  en los que la mente se sosiega mientras te someten -en el caso de Stetikxpress a masajes y otros cuidados y tratamientos con la ayuda de modernos aparatos ultrasónicos, con radiofrecuencia monopolar y multipolar  presoterapia secuencial, (son por los que me decido), luz pulsada intensa, envolturas spa y específicas, tecnología tripulse y láser, guiados por expertas manos cuyo trabajo agradeces una vez han acabado. Y entre tanto  te arreglan el pelo, te hacen la manicura o la pedicura, si lo deseas. El no va más. Y  he elegido la experiencia-Stetik para poder escribir este post por ser posiblemente el mejor de estética integral no invasiva de Extremadura, además de por sus competitivos precios y bonos personalizados.

IMG_2980

El resultado de unos y otros, una cara rejuvenecida, un cuerpo sin vello permanentemente, unas piernas ágiles o una figura más apretada, con menos centímetros. Redefinida, dicho finamente. Al menos, hasta donde he podido probar y comprobar (salvo lo del vello corporal, del que no entraría en la calificación de donante, ni tampoco en la de demandante).

IMG_2982

En Stetikxpress me explican que la mayor parte de los hombres que acuden van a depilarse. Algo que ya no precisa del dolor, porque los aparatos de nueva generación eliminan el vello limpiamente y para siempre. Suelen ser deportistas -ciclistas, nadadores, corredores o ‘gimnásticos’- , que se ‘hacen’ las piernas y/o el torso,  me cuenta Lorena.

Jóvenes y no tanto, que creen que el hombre  no es como el oso, ‘cuanto más vello, más hermoso’, y optan por deshacerse de la pilosa carga genética. En algunos casos, verdadera pesadilla. Entre tanto, ella maneja el aparato de radiofrecuencia que de desliza sobre mi rostro, previamente masajeado, y  la presoterapia hace su trabajo  sobre las piernas.

IMG_3012.

Tendido sobre la camilla todo son sensaciones nuevas: el calor de la radiofrecuencia que va relajando la cara y cuello y la neúmática presión programada sobre las piernas que estas agradecen. Tanto que deseas que siga el tratamiento una vez acabado el tiempo programado y pitan las máquinas. Después, uno vuelve. Una limpieza, un suave masaje en la cara y de nuevo… la cruda realidad. Me echo un ojo y me veo los rasgos muy relajados. Mejor. Me hago un par de  ‘selfies’ por la curiosidad de verlos después con detalle.

IMG_3016 IMG_3015

Abandono ese remanso de paz que ha sido la experiencia-Stetik no sin antes constatar un mejor aspecto de mi piel y cara, más tersa menos estresada, y unas piernas más ligeras.  He pagado un tratamiento por el que no me siento defraudado. De camino a casa repaso el experimento. Y pienso lo del principio. No solo he averigado a qué van los hombres a los centros de estética. También entiendo el por qué. Temo aficionarme.

 

 

 

5 pensamientos en “¿Por qué van los hombres a los centros de estética?

  1. Pingback: ¿Por qué van los hombres a los centros de estética? | El blog de ASO

  2. Pingback: ¿Por qué van los hombres a los centros de estética? | El blog de ASO

  3. Muy bien Antonio se te vé un buen cutis jeje creo q cada vez van mas hombres a cuidarse con tratamientos esteticos, un coto que antes era solo especifico para feminas, me gusta q los hombres tambien se cuiden, aunque todavia hay algunos q no consideran que tengan q ir a estos centros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s