¿Un ERE de políticos?

Huertas Isla

Ha preferido echar leña a un fuego ahora que parece que se ve imposibilitado para apagarlo o extinguirlo a su gusto y manera y en vez de bombero dice, a bombo y platillo,  que los propietarios de las huertas de la Isla le han pedido (todo supuestamente, por favor) que haga un ERE en el Ayuntamiento para pagarles y que acabe con los gastos sociales, inversiones y subvenciones. Estos están que trinan

y no me extrañaría, que le repliquen públicamente en poco tiempo, porque de lo dicho  por ellos a lo  interpretado por el alcalde, dicen que va un trecho.

Pizarro, que alardea de  haber solucionado el problema histórico de las huertas de Plasencia, ve ahora, con  la ejecución de sentencia en tramo final,  que ya no hay más dilación posible y que toca abordarlo en serio, sin posibilidad de aplazamiento a otra legislatura. Se enfrenta a peticiones concretas de dinero, algo que ya sabía que iba a pasar.

Acaso nervioso ante ese callejón sin salida, ha dicho (puede que ya en clave electoral)  lo del ERE y otras cosas muy serias con las que ha logrado, de momento, revolver a la ciudad en busca de la complicidad del pueblo en un asunto en el que el gobierno de Mariano Rajoy (Ministerio de Hacienda) no parece hacerle mucho caso hasta la fecha. O a lo mejor, trata de que Montoro le lea, se inquiete y le responda.

No en vano, lleva el regidor placentino desde diciembre tratando de saber si le dejan endeudarse  en unos tres millones de euros más (de los 40 a pagar incluidos solares) o si Hacienda le echa al cuello la mano del rescate económico y  la intervención municipal, que no le gustaría nada.

Eso sí que sería duro para el gobierno municipal. Y sin chistar. Con la bendición de la superioridad, seguiría en el cargo manteniéndose los servicios básicos de la ciudad garantizados por el Estado o la Diputación (vayamos al caso extremo del escenario que plantea el alcalde) pero sin apenas poder de decisión y dinero para gastar o contratar una vez  aplicado un plan de austeridad que, a un año de elecciones, haría polvo  planes e ¿inversiones?. Las que no se han hecho en todo lo que va de legislatura.

Entre quedar atado de pies y manos con un plan de pago a plazos anuales para poder abonar una parte del valor de las huertas (la otra serían solares, al margen de los intereses a los que estarían dispuestos a renunciar los dueños como quita y muestra de buena voluntad) y tirar por la calle del medio del populismo y victimismo, Pizarro parece apuntarse a esta segunda vía y airear el parche antes que llegue la cura de la herida, que lejos de contribuir a encauzar el problema desborda el diálogo. La Fepave ya ha pedido sensatez. Hace falta que el llamamiento sea para todas las partes.

Claro, que en este caso la negociación no es política sino técnica entre jueces y  abogados, condenados a entenderse y a llegar a un acuerdo de ejecución de sentencia. Puede que no le guste a ninguna de las partes. Que tenga que ser por encima de conveniencias personales, políticas,  partidistas o electorales. Eso será buena señal. Aunque, igual lo que hace falta es un ERE pero de políticos que no solventan o agravan los problemas ciudadanos. Menuda cola en el Inem….

Un pensamiento en “¿Un ERE de políticos?

  1. Pingback: ¿Un ERE de políticos? | El blog de ASO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s