Plasencia, capital de la droga

Heroína lista para la venta.JPG

Mira por dónde, toda la vida con aspiraciones de destacar como ciudad en el contexto de Extremadura y resulta que somos ciudad capital de la droga. No es que sea un honroso título… Lo sufrimos, a nuestro pesar, desde hace años. Otras no tienen ni eso. Aquí  nos lo recuerdan  los Cuerpos  y Fuerzas de Seguridad, cada año, con los palos al tráfico de drogas que dan en el barrio de San Lázaro para desmantelar uno o varios puntos de venta de droga.

Esta semana ha sido una de esas ocasiones. Por las detenciones, las viviendas registradas y la droga aprehendida, que está claro no la consume solo Plasencia. San Lázaro es un enclave que desde hace décadas es considerado un supermercado de la droga de gran parte de la provincia y zona transfronteriza, en el que de  siempre, se ha asegurado, ha habido clanes con buenas conexiones con otros del entorno de Madrid.

No es nada nuevo en Plasencia, ni en el norte de Extremadura, al que abastece de droga el barrio placentino. Mal que le pese a los residentes que no se dedican a este negocio y que, con razón, dicen que no todos son iguales. Ni todo el monte, orégano, claro está.

Ahora, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han pillado a cinco personas, más de 900 gramos de heroína y más de 100 de cocaína que, bien cortada, dan para mucho. La ganancia de la venta de drogas, como en el fiambre, está en darlo al corte. O sea, cortado.

Lo han hecho en cuatro inmuebles. El número llama la atención aunque hayan  sido aprehendidos  alijos mayores que estos en el barrio o  cuando estaban a  punto de entrar, en algunas de las incontables operaciones de descaste que sufre el tráfico de drogas de San Lázaro. Por desgracia, es algo que rebrota con el tiempo y no se logra erradicar definitivamente. Así llevamos décadas.

Sorprende el kilo colmado de droga aprehendida en total. No se sabe  si  se pudo llegar a destruir o hacer desaparecer más género antes de la entrada de los agentes en los inmuebles. Habitual es  echarla por el fregadero, el retrete o a la lumbre. En una ocasión, ante el derribo de la puerta por la Policía, los moradores de una vivienda que  tenía orden judicial de registro llegaron a avivar el fuego con billetes, para no verse comprometidos al tener que explicar el origen del dinero.

La leyenda urbana  fabuló con que los traficantes de San Lázaro escondían la droga en el cercano el campo y tenían en casa lo justo para despachar. Los tiempos cambian, como se ve y, además, la humedad hace estragos en el género. Lo de las joyas, el dinero, las armas (reales o simuladas) y balanzas y demás parafernalia forman parte del atrezzo real de estas actividades y redadas. Tanto, como la feroz resistencia ante  las fuerzas de orden, especialmente, de las mujeres al ser inmovilizadas. Lo digo por la que mordió a un guardia.

La  redada que esta semana han llevado a cabo por la Policía pone de relieve  el valioso trabajo diario que realiza y dificulta un poco más a los traficantes el ejercicio de su ilegal actividad. Puede que ahora el negocio se derive hacia otras zonas urbanas. Pero tanto estos como San Lázaro, por si resurge, seguirán vigilados. Los vecinos del citado barrio, a buen seguro, están satisfechos con la erradicación del punto negro de venta de droga y con los presuntos traficantes en chirona. Si los consideran tales, claro.

2 pensamientos en “Plasencia, capital de la droga

  1. Pingback: Plasencia, capital de la droga | El blog de ASO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s