Dos desidias placentinas

Fuga aguas fecales en el paseo del río

Por favor… que alguien del Ayuntamiento de Plasencia (no hace falta que sea el edil de Barrios, Obras y Mantenimientos varios) haga caso  no solo a Victoriano Durán (PREX-CREX), que lleva la cuenta de los días -en su perfil de Facebook- y a los pacientes y demás usuarios del centro de Salud’ Luis de Toro’.

El ascensor que instaló el equipo de gobierno  de Elia María Blanco (PSOE) lleva, 10 días 10, averiado sin que nadie atienda el ruego del ex edil, ni la demanda de los ciudadanos. Sabido es que el alcalde actual, Fernando Pizarro (PP), es muy facebookero, así que extraña que no haya dado, a estas alturas, un ‘me gusta’ (para poder dar un ‘no me gusta’, claro está) a la reclamación del ex concejal y diputado regional regionalista que además vive en el Rosal de Ayala.

Ayer lo volvía a reiterar Durán, en su perfil, con estas palabras: “Ya van diez días y el ASCENSOR MUNICIPAL, sigue averiado; solía usarlo a diario, hace dos días, ví a un albañil con una hormigonera pero seguimos igual. PARTE DIARIO DE LA EFECTIVIDAD DEL AYUNTAMIENTO DE PLASENCIA”.

La concejala de PREX-CREX, Mónica García, que tiene más sorna de la que parece, se lo tomó con humor y escribió a Durán el siguiente comentario: “Me recuerdas a mí! jajajajja”. Y la ex concejala Raquel Puertas (que fue adscrita sí misma) apunta: “Tú lo hubieses arreglado ya Mónica!”.

Por fin, el lunes 10 de febrero, fue reparado el  elevador con lo que las demandas de los vecinos y de Duran han quedado atendidas después de tanta insistencia.

Fuga aguas fecales al rio Jerte1

No es el único caso de desidia urbana. En el paseo del rio Jerte, a la altura de los Viveros Sor Valentina Mirón,  está desde que lo dejaron así hace meses, un registro del colector de aguas fecales del Valle, del que mana un gran volumen. No se debe a que esté reventado, ni roto, sino a que ‘alguien’ abrió un agujero en el mismo con la última reparación que se hizo, al parecer para evitar que saltara la tapa y aliviarle el exceso de agua.

Las fuertes lluvias caídas dan fe de la efectividad del boquete hecho para  evitar  el reventón de la tubería en el caso de entrada en carga por exceso de volumen de aguas sucias. Y esa ‘solución’ vierte cada día desde hace, al menos, dos semanas, miles de litros de aguas sin depurar directamente al Jerte.

Ayuntamiento y empresa del agua se sacuden el muerto y la reparación no llega. Luego vendrá la CHT con la multa correspondiente. Pagamos todos.

Un pensamiento en “Dos desidias placentinas

  1. Pingback: Dos desidias placentinas | El blog de ASO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s